Hipertensión arterial

La presión arterial es la medida de la fuerza que ejerce la
sangre sobre las paredes de las arterias a medida que el
corazón palpita. Esta fuerza varía durante todo el día, dependiendo de la actividad física, el efecto de algunos alimentos,
de medicamentos que esté consumiendo, entre otros.
Las mediciones de la presión arterial se expresan con dos valores, un número mayor, denominado presión arterial sistólica y un número menor, la presión arterial diastólica. Normalmente se escriben ambos números, separados por el signo
“/”. La unidad de medida de la presión arterial es milímetros
de mercurio (se abrevia mmHg). Por ejemplo: 120/80 mmHg.
La presión arterial habitual en el adulto no debería ser
mayor de 120/80mmHg. Cuando ésta se encuentra entre
120/80mmHg y 140/90mmHg se dice que la persona tiene
“pre-hipertensión arterial” o “presión normal alta”. Cuando
la presión arterial se encuentra por encima de 140/90 mmHg
se considera que la persona tiene hipertensión arterial.
La hipertensión arterial es un rasgo frecuente en las personas. Se estima que en Colombia, el 23% de los adultos
tiene hipertensión. De no ser manejada adecuadamente,
ésta puede llevar a que se desarrollen problemas en diferentes órganos del cuerpo, como el corazón, los riñones o
los ojos. En casos más severos puede aumentar el riesgo
de desarrollar “derrames” o trombosis cerebrales. Mientras
más altos los valores de presión arterial, más riesgo habrá de desarrollar alguna de estas complicaciones.

Por estas razones es importante conocer y controlar las cifras de presión
arterial. Se ha comprobado que el control adecuado reduce la probabilidad de tener complicaciones de salud.
¿Quiénes están en mayor riesgo de tener
hipertensión arterial?
Las personas que más frecuentemente desarrollan hipertensión arterial son:
• Mayores de 35 años
• Personas con sobrepeso
• Quienes no realizan ejercicio físico regularmente
• Las personas con familiares que hayan sufrido de hipertensión arterial
• Quienes fuman regularmente
Si usted tiene una o varias de estas características, es aún más importante
que conozca sus valores de presión arterial. Su médico le dirá los pasos a
seguir de acuerdo a los valores que encuentre.

¿Cómo se previene la hipertensión arterial?
En la mayoría de personas, la hipertensión arterial se puede prevenir disminuyendo el consumo de sal (sodio) en la dieta diaria, manteniendo una
actividad física regular (tres a cinco veces a la semana, sumando en total
un mínimo de dos horas y media) y teniendo el peso corporal adecuado
para cada persona.
¿Cómo saber si uno tiene hipertensión arterial?
La única forma de diagnosticar la hipertensión es midiendo la presión arterial. Esto se hace utilizando diferentes instrumentos llamados tensiómetros.
Un profesional de la salud le hará esta medición apropiadamente. Si ésta
se encuentra entre 140 y 160 (la primera cifra o presión sistólica) o entre
90 y 100 (la segunda cifra o presión diastólica), su médico probablemente
requiera un mayor número de mediciones, por ejemplo en su casa, con
un tensiómetro automatizado que permite varios registros durante el día o
la noche. De esta forma el médico podrá asegurarse que su presión arterial
esté en los niveles adecuados.

¿Cómo puedo disminuir mi presión arterial?
Si se le encuentra hipertensión, existen varias medidas que ayudan a disminuir la presión arterial. Éstas son:

• Emplear dietas orientadas a disminuir de peso, en personas con
sobrepeso
• Disminuir la cantidad de sal (sodio) en la dieta
• Mantener una actividad física regular (entre 3 y 5 veces a la semana,
sumando en total un mínimo de dos horas y media)
• Disminuir la cantidad de alcohol en personas con consumo excesivo
(mayor a un trago semanal en mujeres o dos tragos semanales en
hombres).
Un recurso adicional a estas medidas es utilizar medicamentos para reducir la presión arterial. Existe gran variedad de estos medicamentos (conocidos como antihipertensivos) y de hecho la mayoría de personas con
hipertensión requieren tomar combinaciones para controlar su presión
arterial y así disminuir el riesgo de tener complicaciones. Su médico elegirá el mejor medicamento o combinación de medicamentos de acuerdo
a sus propias características.
En general, no existen diferencias sustanciales en la eficacia de los diferentes medicamentos antihipertensivos a las dosis recomendadas. Como sucede con la mayoría de medicamentos, los antihipertensivos pueden causar algunos efectos no deseados (o efectos adversos). Sin embargo, estos
efectos se presentan en muy pocas personas y generalmente no ocasionan
efectos graves sobre la salud.

Bibliografía: https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/INEC/IETS/GPC_Ptes_HTA.pdf

×